Esto dice la OMS sobre el riesgo de transmisión de la gripe aviar A(H5N1) entre humanos

Esto dice la OMS sobre el riesgo de transmisión de la gripe aviar A(H5N1) entre humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el riesgo de transmisión sostenida de la gripe aviar A(H5N1) entre humanos es «bajo», tras el brote del virus que se ha producido en Camboya, con al menos dos personas afectadas.

«Aunque está pendiente la caracterización del virus de estos casos en humanos, las pruebas epidemiológicas y virológicas disponibles sugieren que los virus A(H5) actuales no han adquirido la capacidad de transmisión sostenida entre humanos, por lo que la probabilidad de propagación sostenida de persona a persona es baja», ha explicado la OMS en un informe publicado este domingo.

Además, sobre la base de la información disponible hasta el momento, la OMS considera que el riesgo que supone este virus para la población en general es «bajo», a pesar de que es una enfermedad grave para los humanos y con una alta mortalidad.

«La propagación a nivel comunitario se considera improbable, ya que, según la información disponible, este virus no ha adquirido la capacidad de transmitirse fácilmente entre los seres humanos», insiste el organismo.

El pasado jueves, Camboya notificó a la OMS un caso confirmado de infección humana, una niña de 11 años de la provincia de Prey Veng, en el sur del país, que comenzó con síntomas el jueves anterior y recibió tratamiento en un hospital. El 21 de febrero, la niña ingresó en el Hospital Pediátrico Nacional con neumonía grave. Ese mismo día, dio positivo por PCR al virus. Finalmente, la niña falleció el miércoles.

Las autoridades camboyanas identificaron un total de doce contactos íntimos (ocho asintomáticos y cuatro sintomáticos que cumplían la definición de caso sospechoso) del caso inicial (índice) y se recogieron y analizaron muestras. Las investigaciones de laboratorio confirmaron el segundo caso ese mismo jueves, el padre de la niña, que está asintomático pero aislado en un hospital de referencia.

Estos son los dos primeros casos de gripe aviar A (H5N1) notificados en Camboya desde 2014. En diciembre de 2003, Camboya notificó por primera vez un brote de gripe aviar altamente patógena H5N1 que afectó a aves silvestres. Desde entonces, y hasta 2014, se han notificado esporádicamente en Camboya casos humanos debidos a la transmisión de aves de corral a humanos.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta la información disponible sobre este brote en Camboya, la OMS rechaza «la aplicación de restricciones a los viajes o al comercio». Tampoco apoya controles especiales de los viajeros en los puntos de entrada ni restricciones con respecto a la situación actual de los virus gripales.

«Cabe esperar que se produzcan más casos en humanos»

Los expertos de la OMS resaltan que el virus «no infecta fácilmente a los humanos y la propagación de persona a persona parece poco habitual». Pese a todo, «se está llevando a cabo una investigación del brote que incluye la identificación de la fuente de exposición al virus de los dos casos notificados».

Al respecto, también recuerdan que «casi todos los casos de infección por el virus de la gripe A (H5N1) en personas se han asociado a un contacto estrecho con aves infectadas vivas o muertas, o con entornos contaminados por el virus».

Así, y dado que el virus «sigue detectándose en poblaciones de aves de corral», la OMS considera que «cabe esperar que se produzcan más casos en humanos».

«Siempre que los virus de la gripe aviar circulan en las aves de corral, existe el riesgo de infección esporádica o de pequeños conglomerados de casos humanos debidos a la exposición a aves de corral infectadas o a entornos contaminados», han esgrimido.

Desde 2003 hasta el 25 de febrero de este año, se han notificado en todo el mundo un total de 873 casos humanos de infección por gripe A (H5N1) y 458 muertes en 21 países.

Hay vacuna contra la gripe aviar

En su informe, la OMS ha recordado que actualmente ya hay vacunas contra la gripe aviar A (H5N1) para uso humano en caso de pandemia, pero «no están ampliamente disponibles».

Por ello, recomiendan que todas las personas que trabajen con aves de corral o pájaros se vacunen contra la gripe estacional para reducir el riesgo potencial de reagrupación.

Mientras tanto, el organismo, a través de su Sistema Mundial de Vigilancia y Respuesta a la Gripe (SMVRG), está vigilando la evolución del virus, realizando evaluaciones de riesgo y recomendando el desarrollo de nuevos virus candidatos a vacuna «con fines de preparación para pandemias».

Como consejos, la OMS indica que cuando los virus de la gripe aviar estén circulando en una zona, las personas que participen en tareas de alto riesgo, como el muestreo de aves enfermas, el sacrificio y la eliminación de aves infectadas, y limpieza de locales contaminados, «deben recibir formación sobre el uso adecuado de equipos de protección personal apropiados».

«Todas las personas que participen en estas tareas deben ser registradas y vigiladas estrechamente por las autoridades sanitarias locales durante los siete días siguientes al último día de contacto con aves de corral infectadas o su entorno», agregan al respecto.

En el caso de una infección humana confirmada o presunta causada por un nuevo virus de la gripe con potencial pandémico, incluida una variante del virus, la OMS apunta que «debe realizarse una investigación epidemiológica exhaustiva (incluso mientras se esperan los resultados de laboratorio confirmatorios) de los antecedentes de exposición a animales, de viajes y de rastreo de contactos».

Esta investigación epidemiológica debe incluir la identificación precoz de episodios respiratorios inusuales que podrían indicar la transmisión de persona a persona del nuevo virus. Además, las muestras clínicas recogidas en el momento y lugar en que se produjo el caso deben analizarse y enviarse a un Centro Colaborador de la OMS para su caracterización.

Asimismo, detallan que los viajeros a países con brotes conocidos de gripe animal «deben evitar las granjas, el contacto con animales en mercados de animales vivos, la entrada en zonas donde se puedan sacrificar animales, o el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada con heces de animales».

Related Articles

Deja una respuesta