El presidente ucraniano pide más sanciones contra Rusia

El presidente ucraniano pide más sanciones contra Rusia

Los combates continúan en Ucrania tras cumplirse el aniversario de la invasión rusa, y las autoridades ucranianas reportaron el sábado docenas de nuevos ataques rusos contra ciudades en el este y el sur del país.

Tras una jornada sombría y desafiante de conmemoraciones el viernes y una maratónica conferencia de prensa, el aparentemente infatigable presidente ucraniano publicó videos en que declaró que “Rusia debe perder en Ucrania” y sostuvo que se puede derrotar a las fuerzas invasoras este año.

En otro tuit, el presidente Volodymyr Zelenskyy pidió que se apliquen más sanciones a Rusia después de que Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron nuevas medidas destinadas a privar a Moscú de apoyo y financiación.

“Debe aumentar la presión sobre el agresor ruso”, tuiteó Zelenskyy en inglés. Insistió en que Ucrania quiere ver “medidas decisivas” contra la empresa nuclear estatal rusa Rosatom y la industria nuclear del país, así como “mayor presión sobre los militares y los bancos”.

El presidente ruso Vladimir Putin dijo días atrás que Rosatom y el Ministerio de Defensa deben garantizar que Rusia esté preparada para reanudar los ensayos con armas nucleares si es necesario. Sostuvo que Estados Unidos está desarrollando armas nucleares y que algunos en el país estudian planes para realizar los ensayos, que están prohibidos bajo la veda que rige desde el final de la Guerra Fría.

“Si Estados Unidos realiza ensayos, nosotros también lo haremos”, dijo Putin.

Rusia es desde el año pasado el país con más sanciones del mundo, impuestas por una treintena de países que representan más de la mitad de la economía mundial. Pero la presión sobre la economía, el comercio y las empresas aún no le ha propinado un golpe tal que la deje fuera de combate.

El embajador ruso en Washington, Anatoly Antonov, calificó las sanciones estadounidenses de “desconsideradas”.

“Hemos aprendido a vivir bajo la presión económica y política”, dijo Antonov. “La experiencia de sanciones anteriores ha demostrado que perjudican el mercado mundial en mayor medida, agravan la situación de ciudadanos comunes en Estados que aplican o apoyan las sanciones temerarias”.

El aniversario de la invasión el 24 de febrero no trajo un respiro en los ataques rusos.

Zelenskyy preguntó en uno de sus videos el sábado: “¿Podemos ganar?”. “Sí”, respondió, “somos capaces en unidad, resueltamente y sin cejar, poner fin a la agresión rusa este año”.

El mando militar ucraniano reportó el sábado 27 ataques aéreos rusos y 75 con lanzacohetes en las últimas 24 horas. Dijo que la ofensiva rusa sigue concentrada en el este industrial y el noreste. Cinco civiles sufrieron heridas en la provincia de Donetsk, dividida por partes aproximadamente iguales entre rusos y ucranianos.

Las batallas se desarrollaron “alrededor” y “cerca” de Bajmut, una ciudad en la región de Donetsk que se ha convertido en el foco de los combates en los últimos meses, según las Fuerzas Terrestres de Ucrania. El ejército dijo que las fuerzas rusas siguieron tratando de romper las defensas ucranianas, rodear y apoderarse de la ciudad.

Yevgeny Prigozhin, propietario de la empresa militar privada rusa Wagner, afirmó el sábado que sus combatientes han “tomado por completo” la aldea de Yahidne en las afueras del norte de Bajmut. Tal afirmación no ha sido confirmada por el ejército ruso ni por el ejército ucraniano.

En la región sur de Jersón, el gobernador Oleksandr Prokudin también informó de 83 ataques rusos, con la capital regional, también llamada Jersón, impactada nueve veces, y estructuras residenciales, un centro preescolar y una institución médica fueron atacados. El jefe de la oficina presidencial de Ucrania informó de tres civiles heridos en la región.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el sábado que hablará de gestiones de paz relativas a la guerra en Ucrania con China cuando viaje allí en abril. China ha llamado a un cese del fuego y conversaciones de paz. Zelenskyy expresó el viernes un cauto apoyo al interés de Beijing.

Macron dijo en París que “China debe ayudarnos ahora a presionar a Rusia”.

“Evidentemente, para que Rusia jamás use armas químicas o nucleares”, añadió. “Pero también para que (Rusia) detenga esta agresión como condición para negociar”.

Related Articles

Deja una respuesta