ONU dice que Irán está «en una crisis total de DDHH» y condena la represión de las protestas

ONU dice que Irán está «en una crisis total de DDHH» y condena la represión de las protestas

El Consejo de la ONU de Derechos Humanos estableció una Misión internacional para que investigue de manera exhaustiva e independiente las presuntas violaciones de los derechos humanos en Irán relacionadas con las protestas que comenzaron el 16 de septiembre de 2022 tras la muerte en custodia de la joven Jina Mahsa Amini.

Con 25 votos a favor, incluyendo el de México, 16 abstenciones y 6 votos en contra, la resolución adoptada en la sesión extraordinaria del Consejo de Derechos Humanos pide establecer los hechos y circunstancias que rodearon las supuestas violaciones perpetradas contra los manifestantes.

Según informes recabados por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos al menos 300 personas han muerto en las manifestaciones por la represión letal de las fuerzas armadas, incluyendo 40 niños, además se calcula que unos 14 mil manifestantes se encuentran en prisión y 6 personas han sido condenadas a muerte por participar en las protestas.

El texto aprobado por el Consejo insta a la Misión de Investigación a recolectar, consolidar y analizar evidencia de las violaciones DDHH y preservarla, incluso con miras a la cooperación, “en cualquier procedimiento legal”.

Además, urge involucrar a todos los interesados, incluidos el Gobierno de Irán, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Irán, las organizaciones pertinentes de las Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos y sociedad civil.

Pide a la misión internacional independiente de determinación de los hechos que presente una actualización oral al Consejo de Derechos Humanos y un informe en las sesiones que tendrán lugar el año próximo.

Alemania e Islandia son los países que tuvieron la iniciativa para llevar a cabo una sesión extraordinaria en el Consejo   sobre las graves violaciones contra los manifestantes en Irán y llevar a cabo una investigación independiente con miras a obtener justicia para las víctimas. La resolución contó con el apoyo de más de 50 estados.

 “Los manifestantes iraníes no tienen un asiento en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra y no tienen voz en la ONU’’, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock ante el pleno y pidió a la comunidad internacional no abandonar a las víctimas.

 Al iniciar la sesión, el Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos Volker Türk urgió a Irán a poner alto al uso de la fuerza letal contra manifestantes y escuchar la voz del pueblo, especialmente la de mujeres y niñas que han sufrido brutales ataques de las fuerzas armadas en el marco de las protestas.

El uso innecesario y desproporcionado de la fuerza debe terminar’’ urgió Türk al participar en la sesión urgente que tuvo lugar en la sede del organismo en Ginebra.

“Los viejos métodos y la mentalidad de fortaleza de quienes ejercen el poder simplemente no funcionan. De hecho, solo agravan la situación. Ahora estamos en una crisis de derechos humanos total’’, remarcó Türk en su primera intervención ante el Consejo como nuevo Alto Comisionado.

Narrativa que usa la tiranía para desestimar las protestas

“Las protestas actuales, iniciadas el 16 de septiembre tras la muerte bajo custodia de Jina Mahsa Amini, se han extendido por todo el país. Según los informes, se han producido protestas en más de 150 ciudades y 140 universidades en las 31 provincias de Irán’’, detalló.

“Mujeres, jóvenes, hombres, de toda la sociedad, estudiantes, trabajadores de diversos sectores, deportistas y artistas claman por un cambio. Con un coraje increíble. Piden poner fin a las leyes y prácticas discriminatorias contra las mujeres y las niñas’’, agregó Türk.

El Alto Comisionado “insto al Gobierno ya los que están en el poder a escuchar. Reconocer los profundos agravios sociales, económicos y políticos que se han ido acumulando. Atender las demandas de las personas para que se protejan sus derechos y se escuchen sus voces.

Türk observó que como se ha visto a lo largo de la historia, Irán utiliza “la típica narrativa de la tiranía para distraer de las causas profundas de los agravios’’.

“El pueblo de Irán, de todos los ámbitos de la vida, de todas las etnias, de todas las edades, exige un cambio’’, llamó.

Related Articles

Deja una respuesta