Los Adictivos

Denuncian impacto del cambio climático en niños y adolescentes y piden acciones concretas en COP27

Denuncian impacto del cambio climático en niños y adolescentes y piden acciones concretas en COP27

ONG’s de infancia asisten a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), que se celebra en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij hasta el próximo 18 de noviembre, para reclamar a los líderes que tengan en cuenta el impacto del cambio climático en la vida de los niños y adolescentes, por lo que solicitan acciones concretas al respecto.

En el caso de World Vision, señaló que aprovechará su presencia en la Cumbre para pedir a los líderes que escuchen a los niños y niñas a los que la crisis climática ha afectado en sus vidas y comunidades. La ONG considera que, dado que este segmento de población es el más vulnerables a los efectos del cambio climático, ellos y su futuro deben estar en el centro de la planificación y la toma de decisiones de los líderes.

Uno de estos testimonios es el de Shania, de 15 años, procedente de Tanzania. La joven participa en el proyecto SAUTI-Youth, apoyado por la Unión Europea y la Unión Africana, y en el programa Voz y Acción Ciudadana de World Vision, que ayuda a aumentar la confianza de los jóvenes para que hablen en nombre de sus comunidades y de ellos mismos. Este jueves 10 de noviembre reclamará a los líderes políticas que mitiguen los efectos de la crisis climática.

Otros jóvenes grabaron mensajes sobre el impacto de la crisis climática en sus vidas, como Souksavanh, de 15 años (Laos), cuya familia perdió su casa, su campo de arroz y sus animales debido a las condiciones meteorológicas extremas; o Frederick, de 17 años (Zambia), a quien le preocupa que la sequía le haga cambiar la escuela por la búsqueda de alimentos.

World Vision también llevará a jóvenes de Níger a Egipto para que cuenten la historia de cómo las soluciones basadas en la naturaleza, como la Regeneración Natural Gestionada por el Agricultor (FMNR, por sus siglas en inglés), convirtieron la tierra yerma en ricas tierras de cultivo. La FMNR es una técnica promovida por el agrónomo y miembro del personal de World Vision Tony Rinaudo, en colaboración con los miembros de las comunidades locales. Rinaudo asistirá a la COP27 en la segunda semana de la conferencia.

«Es vital que los líderes de la COP27 escuchen las voces de los niños y niñas afectados por el cambio climático y que tomen medidas. Esperamos que ésta sea una cumbre de acciones, no sólo de palabras», asegura el presidente y director general de World Vision International, Andrew Morley.

Mientras se desarrolla la Conferencia, UNICEF advierte de que este año al menos 27.7 millones de menores en 27 países de todo el mundo han sufrido los efectos de inundaciones devastadoras y corren un alto riesgo de sufrir una multitud de amenazas que incluyen la muerte por ahogamiento, brotes de enfermedades, falta de agua potable, desnutrición, interrupción de la educación y violencia. En 2022, las inundaciones han contribuido a aumentar la propagación de las principales causas de mortalidad infantil, como la desnutrición, la malaria, el cólera y la diarrea.

La ONG denuncia que, en Pakistán, al menos uno de cada nueve niños menores de cinco años ingresados en centros de salud en las áreas afectadas por las recientes inundaciones de Sindh y Baluchistán sufrían desnutrición aguda grave. Además, las inundaciones dañaron o destruyeron cerca de 27 mil edificios escolares en el país, obligando a 2 millones de niños y niñas a faltar a clase.

En Chad se han destruido 465 mil 30 hectáreas de tierras de cultivo, lo que ha empeorado la ya grave situación de inseguridad alimentaria en el país; y en Malaui, las lluvias torrenciales y las inundaciones provocadas por la tormenta tropical ‘Ana’ en enero de 2022 causaron grandes daños a los sistemas de agua y saneamiento, lo que creó las condiciones perfectas para un brote de cólera. Dicho brote se ha cobrado la vida de 203 personas, de las cuales 28 son niños y niñas. Hasta la fecha, mil 631 niños han resultado infectados con cólera.

Junto a otras amenazas climáticas y conflictos, las inundaciones han provocado que el número de niños y niñas en Sudán del Sur que afronten altos niveles de inseguridad alimentaria supere las tasas observadas durante el conflicto en 2013 y 2016. En este país, 95 centros de nutrición apoyados por UNICEF se han visto afectados por las inundaciones, lo que ha dificultado la prestación de servicios de prevención de la desnutrición.

«La COP27 brinda la oportunidad de trazar una hoja de ruta creíble con hitos claros para la financiación de la adaptación climática y soluciones para pérdidas y daños (…) Los jóvenes de los lugares más afectados de la Tierra se están ahogando en la inacción climática. Ya basta. Hay vidas en juego: los niños y niñas necesitan acción ahora», reclama Paloma Escudero, jefa de la delegación de UNICEF para la COP27. «La crisis climática está aquí», apostilla.

Por todo ello, UNICEF insta a los líderes a tomar medidas inmediatas para proteger a la infancia de la devastación climática, como la creación de sistemas de agua, salud y educación que resistan a las inundaciones y sequías, además de encontrar soluciones para apoyar a quienes se enfrentarán a pérdidas y daños climáticos más allá de los límites a los que las comunidades pueden adaptarse, por lo que solicita a los gobiernos que cierren la brecha financiera para abordar estos cambios.

12.5 millones de niñas no podrán estudiar por el cambio climático en 2025

Desde Plan International también asisten a la COP27 para visibilizar los impactos de la crisis climática en la infancia e instar a todos los Estados, en especial España, a incluir sus derechos en las políticas nacionales con un enfoque de igualdad y equidad.

La ONG denuncia que, en los últimos 20 años, más de 4 mil millones de personas han sufrido los impactos de estos fenómenos, y mil millones de niñas y niños están en riesgo muy elevado de padecer las consecuencias de una crisis que frena décadas de avances en igualdad y justicia. De seguir así, auguran que en 2025 el cambio climático será un factor que impida que al menos 12.5 millones de niñas al año completen su educación.

«Las pérdidas y los daños causados por el cambio climático atrapan a las personas en ciclos de pobreza intergeneracional que afectan, sobre todo, a las niñas y a las mujeres jóvenes que viven en países de ingresos bajos. Debemos contar con ellas para realizar una transición ecológica con enfoque de igualdad, equidad y justicia», afirma la directora general de Plan International, Concha López.

La ONG también alerta de que la crisis climática suele conducir al abuso de los derechos de las niñas y mujeres jóvenes, que forman el 43% de la mano de obra agrícola en los países de renta baja, donde las temperaturas ascienden con más rapidez, lo que incrementa su situación de riesgo. Cada año, los fenómenos meteorológicos extremos provocan más de 20 millones de personas desplazadas, de las que el 80% son mujeres y niñas.

Por todo ello, adolescentes del grupo Youth For Change de Plan International participarán en un diálogo con la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, junto con representantes de UNICEF España.

Related Articles

Deja una respuesta